domingo, septiembre 21, 2008
Sin cafe y con amor en el piso

Enferma y sin café por orden médica tengo dieta y ella no lo incluye, me encuentro encerrada en mi propia prisión. Extrañando tu mirada perfecta cuento los días para volverla a ver, a sumarme a lo que sera la vuelta a las tablas de un histériqueo infantil (de tu parte), que se manifestara al cien por ciento cuando veas mis medias. Él me sigue hasta el ínfinito y yo no doy vuelta atrás, no me doy por vencida, mis ojos no tienen dueño pero no desean caer en sus garras afiladas y volver a ser esclava de sus palabras. Ahora solo cuento los días, enferma y sín café, con lapiceras a doquier y papeles blancos que esperan ser llenados con palabras que el viento se encargara de romper.

Etiquetas: ,

 
posted by Chirli at 18:45 | Permalink |


3 Comments: